La Fortaleza de San Vicente

154 0

Si hay algo que nos fascina a todos los que visitamos los lugares rurales inhóspitos y extravagantes es el hecho de poder visitar lugares emblemáticos y únicos. Entre los lugares únicos que se pueden agregar en esta lista son las fortalezas y los castillos.

España tiene un número sín fín de fortalezas y castillo a lo largo y ancho de todo su territorio. Algunos son más famosos que otros, otros son más pequeños que otros pero a fín y al cabo siempre han tenido la esencia de grandeza y majestuosidad.

Uno de los más importantes fortalezas en las que se puede mencionar en este post es la fortaleza de San Vicente.  Esta fortaleza tiene una historia y cuenta con miles de leyendas que sucitan alrededor de esta majestuosidad de la arquitectura medieval. También tiene lugares extraordinarios, jardines hermosos y salones en donde pasearse. Sin más que decir: Comencemos

Rioja Alta

Antes de hablar de la fortaleza de San Vicente, es imperativo hablar de la población rural que rodea este castillo.

Rioja Alta es un poblado altamente rural que se encuentra al norte de España. Esta población rural cuenta con muchas casas de origen coloniales y algunas modernas, calles pavimentadas, avenidas pintorescas y monumentos que puedes quedar viendo estasiado(a) con los toques y detalles de las estatuas.

Rioja Alta es también reconocida por ser uno de los viñedos de mayor producción dentro de la región norte de España. Sus suelos fértiles dan la oportunidad de cultivar casi cualquier producto agrícola, sin embargo las personas suelen preferir cultivar las uvas para la elaboración de vino y otras frutas para los licores caseros.

Fortaleza de San Vicente

La fortaleza de San Vicente se comenzó a levantar en torno al año 1172 en este lugar de elevado interés estratégico. La considerable altura del cerro y su inmediatez al río convertía el lugar en un baluarte para la defensa del paso del rió (no en vano se construye aquí un importante puente que puede ser fácilmente defendido desde la fortaleza). Sancho el Fuerte en 1194 amuralló todo el recinto convirtiendo a San Vicente en una localidad inexpugnable.

Fue un punto clave en las guerras que se sucederían en la pugna entre Castilla y Navarra durante varios siglos. Merece la pena destacar entre estos conflictos los duros enfrentamientos entre Pedro I el Cruel  y Enrique II de Trastamara por la sucesión del Reino de Castilla.

Enrique de Trastamara sitiaría la villa y, al no poder rendirla, arrasaría los poblados próximos. La valentía demostrada en este conflicto por los habitantes de la localidad fue la causa de que Carlos II de Navarra concediera privilegios de hidalguía a todos sus habitantes y sus descendientes.

Gracias a esta singularidad, la fortaleza cuenta con varios recintos que se puede visitar a la largo de las visitas guiadas que se hacen para promover el turismo dentro de la fortaleza.

Así pues, el primer recinto confiere vistas hermosas de las murallas que rodean la fortaleza. De aquí sale un camino empedrado que conduce a la parte alta del castillo y que hoy se conoce como la cuesta de los disciplinantes por ser utilizada por estos durante sus procesiones.

Una parte de la muralla exterior, la parte suroeste, se desmanteló en los años 50 del pasado siglo para utilizar los sillares en otras construcciones.

Dentro del segundo recinto,  se encuentran dos iglesias. La primera, conocida como San Juan de Arriba o San Juan de las Cercas fue la iglesia parroquial hasta que se construyó la nueva. En la actualidad es la sede de la Cofradía de la Veracruz de los Disciplinantes.

En la parte más alta se levanta el último cerco, lo que podríamos considerar propiamente el castillo. En él encontramos la torre del homenaje o torre mayor que recientemente ha sido consolidada.

En los trabajos realizados han aparecido dos elementos singulares, una sala realizada en su totalidad de sillería que se conoce popularmente como cuarto de los moros puede corresponderse quizá con una mazmorra; y un profundo pozo, que todavía no se ha podido terminar de vaciar y cuyo uso todavía no está claro para los especialistas.

Turismo dentro del Castillo

Sin duda alguna, el castillo es la atraccion importante dentro del pequeño pueblo de Rioja Alta. Es así pues que dentro del Castillo podemos observar distintas atracciones turisticas que pueden ser un deleite para todo aquel que la visite.

Los majestuosos salones, así como las grandes galerías de pinturas de la época medieval y colonial en la que hace alarde este sitio. Tambien estan los imponentes jardines reales en las que se puede cruzar y perderse dentro del laberinto de cesped.

Las cocinas reales también suelen ser una visita obligatoria para todas las personas que quieran visitar el castillo. Estas cocinas datan de la era de los reyes y en el se cocinaban todos los platos típicos tanto de la región como de España y el resto de Europa.

Finalmente, pero no menos importante, están las grandes murallas y los enormes pasillos que se pueden recorrer con o sin guía para sentirse como en la realeza del siglo XV o XVI.

Palabras Finales

A lo largo de este post, hemos escrito que todo lo referente a la fortaleza de San Vicente y su pueblo imponente que lo rodea resulta unas de las atracciones rurales mas representativas de todo el norte de España.

Esto da fé de que uno de los puntos fuertes dentro de la nueva moda del ecoturismo son la visita a ruinas y a fortalezas así como el gusto de sentirse como los reyes al tener que pasear por los grandes pasillos y estar cerca de los jardines y disfrutar del arte de las Galerías reales.

 

Related Post