Pueblos curiosos que tal vez no conocías

163 0

A lo largo y ancho de nuestra amada España, existen una cantidad enorme de ciudades grandes y pequeñas asi como tambien pueblos de la misma envergadura. Los mas sonados son Madrid, Barcelona, Valencia, Cadiz, Tenerife, Jerez de la Frontera, entre otros. Estas grandes ciudades y grandes pueblos son los que mueven el motor del turismo dentro del territorio español.

Sin embargo no todo debe ser enfocado en las grandes ciudades y en los pueblos conocidos que tanto hemos visitado. Se volvería tedioso e incluso aburrido tener que visitar el mismo sitio una y otra vez dentro de nuestras vacaciones sin tener la posibilidad de conocer otros lugares. Es por ello que en la cita de hoy hablaremos de algunos pueblos que quizas no sabias que existian. Sin mas que decir: comencemos

Besalú

Besalú se encuentra en Girona, formando parte constituyente de la comarca de La Garrotxa. El origen etimológico del topónimo proviene de la existencia de “dos ríos” (en latín, Bisuldunum).

El territorio que ocupa, situado a menos de 200 metros sobre el nivel del mar, es de unos 5 kilómetros cuadrados. Sobre éstos se organizan alrededor de 2.360 habitantes; no obstante, durante el período estival, la población de Besalú se multiplica.

La villa es de origen medieval y creció alrededor de una fortaleza, el Castillo de Besalú, antiguo centro de la administración y el poder en el territorio. Este castillo está documentado desde el temprano siglo X.

Otros lugares de interés del municipio son el Pont Vell, el Puente Viejo, obra que data del siglo XI; el monasterio de Sant Pere, templo benedictino del siglo X; la Casa Cornellà, uno de los edificios románicos mejor conservados de toda Catalunya; y la iglesia de Sant Viçens, también del siglo X.

Para los amantes de la naturaleza Besalú ofrece la posibilidad de practicar senderismo, y es que el municipio es atravesado por numerosas rutas, entre las que destaca la Ruta del Pirineu Comtal.

Setenil de las Bodegas

Es un municipio de la provincia de Cádiz famoso por la singularidad y belleza de su entramado urbano, tanto es así que fue declarado Conjunto Histórico y es uno de los principales destinos turísticos de la Sierra de Cádiz. Se trata de casas que están excavadas en una montaña por lo que los tejados son las propias rocas.

Las calles están adaptadas al curso del río Guadalporcún y sus habitantes han sabido aprovechar el tajo que el río forma en la roca para construir las casas. Este tipo de viviendas tiene el nombre de “abrigo bajo rocas”, ”: las casas no están excavadas en la roca como en sucede en el Sacromonte, sino que se cierran las paredes rocosas para después hacer las casas. Esto ha dado lugar a rincones tan bonitos como las calles de la Cuevas de la Sombra y de las Cuevas del Sol, que tienen la particularidad de que solo podemos ver la roca de la montaña, en lugar del cielo, cuando miramos hacia arriba.

 

También podéis visitar el Castillo de Setenil de las Bodegas que está en la parte alta del casco urbano, junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Su origen es medieval, de los siglos XIV y XV, pero aún conserva la Torre del Homenaje y un aljibe. Pertenece al Patrimonio Histórico Español desde 1985 y en 1993 la Junta de Andalucía le dio el reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

El patrimonio se completa con la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación que comentábamos anteriormente, la antigua Casa Consistorial y las ermitas de Nuestra Señora del Carmen y San Sebastián.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, es de estilo mudéjar y gótico. De ella destacamos que es un complejo formado por dos iglesias: una de estilo mudéjar y la otra gótica, de los siglos XV y XVII. En esta iglesia procesiona la Hermandad de la Santa Vera Cruz en Semana Santa. Al situarse en la parte alta del casco urbano, es posible verla desde cualquier punto de Setenil. Si os interesan los templos de culto, también podéis visitar la ermita de la Virgen del Carmen del siglo XVIII, s. Se encuentra alejada de la ciudad, en el barrio del Cerrillo. Aquí se alberga la imagen de la Virgen del Carmen que, junto con San Sebastián, son los patrones de la ciudad.

Sin embargo, la ermita de San Sebastián se encuentra a las afueras del Setenil, lo que anteriormente fue un campamento militar. Por último, la ermita de San Benito, construida sobre una mezquita del arrabal moro y la capilla de Nuestra Señora de la Concepción, que data del siglo XVIII.

Otro lugar para visitar es la Antigua Casa Consistorial, que actualmente es la oficina de información turística. Pero en sus orígenes fue una Torre Albarrana que servía como acceso a la fortaleza. Puedes encontrarla en la calle Villa número 2, aunque su exterior sea poco destacable, su interior sorprende por su riqueza artística de estilo mudéjar.

El Torreón es el único ejemplo del antiguo alcázar que sigue en pie. Se construyó durante la ocupación árabe, aproximadamente durante los siglos XII y XIII, como defensa de la ciudad. Juan II de Castilla necesitó siete intentos para conquistarla y lo consiguió finalmente en 1484. Su nombre actual procede de “Siete veces nada” en latín: Septem-Nihil.

El aljibe es una construcción subterránea y parcialmente excavada en la roca sobre la cual se asienta. Es de planta rectangular y está cubierto por dos medios cañones separados por pilares en línea con arcos de medio punto.

Setenil es uno de los pueblos blancos de la Sierra de Cádiz, desde donde se pueden hacer infinidad de rutas de senderismo. La más famosa es la Ruta de los Bandoleros, ya que por su sierra han cabalgado personajes como el Tempranillo o Curro Jiménez.

Si se presenta  la ocasión de visitar Setenil de las Bodegas, durante la Semana Santa es un plus, puesto que estas fiestas han sido declaradas de Interés Turístico Nacional de Andalucía y están muy arraigadas a su cultura y tradiciones.

En la Semana Santa destaca la “guerra de las bandas” entre las hermandades de Nuestro Padre Jesús (van de color negro) y la Santa Vera Cruz (van de blanco). En su inicio eran una sola hermandad, pero se separaron sobre el los siglos XVIII-XIX y actualmente existe una gran rivalidad entre ellas, incluso se traen bandas de Reino Unido y Estados Unidos para demostrar que son los mejores.

Casares

Es un municipio de la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía. Está situado en el límite con la provincia de Cádiz, en la comarca de la Costa del Sol Occidental.

Su fisonomía urbanística le ha valido a Casares el apodo de Pueblo Colgante. Y es que sus calles son estrechas, escarpadas, sinuosas e intrincadas, y sus casitas blancas se disponen sobre éstas encaladas.

El abrupto macizo de roca caliza sobre el que yace el pueblo contribuye a ello. En lo más alto de éste se alza el Castillo de Casares. Las vistas desde el lugar no tienen desperdicio: valles, colinas y llanuras costeras se extienden desde la Serranía de Ronda hasta la Bahía de Algeciras, teniendo enlaces ópticos con Jimena, Castellar y Gibraltar.

Olite

La ciudad de Olite está situada en el corazón de Navarra, en el centro de una llanura que tiene como fondo la sierra de Ujué y el monte encinar de Santa Brígida (Monte Plano). El núcleo urbano está edificado sobre un cerro de 388 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Olite está declarado Conjunto Histórico y Artístico gracias a su rico y variado patrimonio artístico, con recintos amurallados romano y medieval, galerías medievales y el entramado urbano entre el que destaca el Palacio Real de los reyes de Navarra, las iglesias de Santa María y San Pedro y los conventos de San Francisco y Santa Engracia. A su monumentalidad se le añade un gran atractivo cultural, del que destaca el Festival de Teatro Clásico, con actuaciones en la calle y en escenarios al aire libre.

La privilegiada situación geográfica y el destacado papel de la entonces villa en el transcurso de la monarquía del viejo Reyno le otorgaron un protagonismo relevante. El término municipal es atravesado por un Sendero de Gran Recorrido que une Ampurias (Girona) con Finisterre (A Coruña). Además Olite formaba parte del entramado de “los Caminos a Santiago” que de Este a Oeste atravesaban la península durante la peregrina Edad Media.

 

Related Post